Logo-LlacaPonerse en el papel del estudiante te da la
capacidad de identificarse con sus necesidades y entender sus motivaciones. Esto implica una buena dosis de empatía, que parece haber pasado de moda. En este artículo se explica el proceso del Diseño Instruccional Empático(Nichani, 2002), lo que te permite favorecer la capacitación en línea centrada en el aprendizaje que, además, se focaliza en los sentimientos y perspectivas de los capacitados en la instrucción en línea.

La empatía es parte de la vida cotidiana. Aunque no nacemos con ella, la desarrollamos a través del tiempo, con cada interacción y la conversación ayudar a nuestra capacidad para entender a los demás. El Diseño Instruccional  Empático implica la observación, la investigación, y una serie de otros procesos dirigidos a las necesidades de tus alumnos, incluyendo las necesidades que aún no han surgido. En lugar de confiar únicamente en métodos de retroalimentación indirectos, como las encuestas, esta estrategia de diseño instruccional tiene un enfoque más personal. Se puede obtener información valiosa acerca de los objetivos y las necesidades de tus alumnos, por lo que puedes desarrollar cursos de formación en línea que cambian su perspectiva y ayudan a superar los desafíos comunes.

b414d637-1349-4291-9a2c-ef1cb552ee0b

El proceso del Diseño instruccional Empático

De acuerdo con Leonard y Rayport (Park, 2003), quienes propusieron el Diseño Instruccional Empático, hay cinco pasos esenciales del proceso:

  1. Observar
    Hacer observaciones para determinar qué habilidades y conocimientos utilizan tus alumnos de forma regular. Esto también implica prestar mucha atención a sus preferencias y las tareas  que se llevan a cabo en el transcurso de un día de trabajo típico. Su lenguaje corporal y la forma en que interactúan con sus colegas y clientes, ya que revela mucho acerca de su rendimiento en el trabajo y el estado de ánimo. Observar a un grupo selecto de los participantes para ver lo que los motiva, lo bien que colaboran con sus compañeros de trabajo, y lo que piensan acerca de las tareas que se les pide llevar a cabo. Si no puedes observar a los alumnos por capacitar mientras están en el trabajo, entonces es posible que hables con sus gerentes y supervisores para aprender más acerca de sus responsabilidades de trabajo y actitud hacia sus responsabilidades. Por ejemplo, un supervisor te podría revelar que la mayoría de sus empleados están insatisfechos con el actual programa de formación en línea o si desean modificar el proceso de retroalimentación porque les parece complicado.
  2. Recoger datos 
    Este paso del proceso consiste en establecer métodos de retroalimentación más detallados, tales como grupos focales y entrevistas que te puede dar una mejor comprensión de las necesidades del participante. Sin embargo, se diferencia de la mayoría de otras estrategias de diseño instruccional, debido al hecho de que se está centrando en sus motivaciones, el estado emocional actual, y sus opiniones o sentimientos acerca de su trabajo. En este sentido, es necesario analizar cuáles son los aspectos más sutiles de los antecedentes de los participantes. En lugar de centrarse únicamente en sus niveles de experiencia, historial de empleo, y desarrollo de habilidades, es importante preguntarles sobre sus sentimientos  hacia la organización y lo que creen que hace falta en el programa de formación en línea. Si son un poco reacios a responder, trata de hacer encuestas anónimas para que estén más dispuestos a dar su opinión de manera honesta.
  3. Reflexionar y analizar
    Una vez que hayas llevado a cabo la investigación del paso 2, es momento de reflexionar y analizar los datos que has recolectado. Esta etapa consiste en identificar los desafíos y obstáculos que los participantes de la capacitación enfrentan, así como obtener una idea clara de cómo se sienten sobre ciertos aspectos de su trabajo. Es muy importante analizar cuidadosamente la causa y el efecto de tus hallazgos. En otras palabras: ¿qué está causando que se sientan de esta manera o comportarse de una forma determinada?, ¿Por qué no tienen las herramientas o recursos que necesitan para hacer su trabajo de manera efectiva? Analiza toda la información que hayas reunido mediante la observación y el estudio de los participantes con el fin de obtener una imagen completa de lo que realmente necesitan del programa de formación en línea. En este momento es importante cuestionarse si: ¿Existe un hilo conductor, tal como un conjunto de habilidades que todos ellos necesitan aprender o un tipo de tarea que aún no han dominado? Recuerda poner atención a cualquier actitud o percepción expresada por los participantes. Por ejemplo, si 9 de cada 10 miembros de los participantes no están contentos con el sistema de operación actual, esto puede indicar un problema generalizado que está obstaculizando la productividad y por ende, la capacitación en línea.
  4. Lluvia de ideas 
    Ahora que tienes una idea general de lo tus estudiantes están pensando y sintiendo, el siguiente paso es una lluvia de ideas  de soluciones a problemas comunes. Esto implica determinar cuáles son las actividades, contenidos y evaluaciones en línea que van a ayudarles a alcanzar sus objetivos y cumplir con sus necesidades. Comienza a planificar el Diseño Instruccional de tu curso de formación en línea y encuentra la manera de llenar los vacíos en la instrucción para aumentar la satisfacción de los estudiantes con los recursos que tienes. Selecciona: el contenido que se va a incluir,  los escenarios de aprendizaje en línea, simulaciones y presentaciones multimedia. También busca a través de la lluvia de ideas, que el diseño, combinación de colores, y las imágenes se adapten perfectamente a las necesidades y preferencias de tus estudiantes.
  5. Prototipo
    Se comienzan a poner las ideas en acción mediante la creación de una muestra o prototipo de tu curso de formación en línea. El objetivo principal es conseguir la retroalimentación de la administración y las otras partes interesadas. El uso de esta retroalimentación permitirá hacer las mejoras necesarias y modificar el enfoque del diseño instruccional.  Comienza a crear un prototipo en bruto  para tu curso de formación en línea; Ten en cuenta que no tiene que ser algo demasiado complicado: solo tienes que ajustar y finalizar la estructura, los colores, y el tono general antes de comenzar el proceso de desarrollo.

El Diseño Instruccional Empático se centra en las emociones  y las necesidades básicas de tus alumnos en la capacitación en línea, y te ofrece la oportunidad de crear experiencias de aprendizaje en línea más amigables y consensuadas. Si puedes dedicar el tiempo y los recursos necesarios para cada paso en el proceso, entonces serás capaz de generar las herramientas y conocimientos que necesitan tus alumnos para alcanzar el éxito.
Ser capaz de realizar una crítica constructiva es uno de los aspectos más importantes para el  eLearning empático.

Fuentes de información

 

Anuncios

Un comentario en “5 pasos para el #DiseñoInstruccional Empático en la capacitación en línea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s